Los corderos con piel de lobo.

Comparte
avatar
Blanco Nuclear
Su Campechana Majestad

Mensajes : 11291
Debut oficial : 24/06/2013

Los corderos con piel de lobo.

Mensaje por Blanco Nuclear el Jue 3 Nov 2016 - 12:57

No vi el partido contra el Legia, así que escribo de oídas. Pero por lo que comentáis -que me fío más que de lo que dice la prensa- ayer empatamos un partido que debimos ganar fácilmente y estuvimos a punto de perder estrepitosamente. Es lo menos que nos puede suceder cuando no se juega ni bien ni mal, sino todo lo contrario.

Jugamos en un campo vacío, contra un equipo de corderos con piel de lobo, y en el que hacía mucho frío. Quizá por eso, a partir del minuto veinte, el equipo se quedó tieso. La alineación que presentó Zidane no me pareció tan sorprendente, si tenemos en cuenta, que quiere decidir quién debe jugar de titular en el tridente: si Benzemá o si Morata. Y que el rival, en teoría, parecía de hojalata. Con algo de motivación y un poco de puntería, esa alineación no parecía, en principio, ninguna tontería. Los del Legia deberían estar tan ocupados defendiendo a nuestros delanteros, que eso impediría que se acercasen con mucho peligro a nuestra portería.

Y la cosa funcionó de entrada. Les clavamos dos a cero como si nada. Y, a partir de ahí, y como de costumbre, apagamos la luz y nos quedamos sin alumbre.

Y los corderos empezaron a carburar. Total, no tenían nada que ganar y ya lo habían perdido todo. Y se pusieron la piel de lobo y dejaron de hacer el bobo. Ronaldo, ni apareció. La madre que lo parió. Benzemá no se la daba a Morata, ni Morata a Benzemá, no fuera a ser que el otro marcase un gol, y el perdedor del debate diera con sus huesos en el banquillo, con un dolor de cabeza de aquí te pillo y un saco de Paracetamol. Bale cumplió con un golarro y una asistencia, que sobresalieron ante unos delanteros con tanta carencia.

Se dice que faltó "intensidad". Eso qué es? Acaso se come? A qué sabe? A mí, esto de la intensidad me parece como lo de "la ansiedad", un sustantivo que parece un adjetivo y que se utiliza para explicar lo inexplicable o calificar lo incalificable: que te remonten un dos a cero con Navas haciendo el memo de portero. Por otra parte, intensidad y ansiedad, son conceptos homónomos, porque normalmente una lleva a la otra y viceversa, y entre ambas a la depresión, que es lo que sucedió con el equipo, por no saber controlar la presión.

Zidane, cuando dice que falta intensidad, lo que quiere decir es que falta solidaridad, orden, inteligencia, compañerismo, generosidad, y que sobra vedettismo, egoísmo, tontunismo, ventajismo y yoísmo, que no es lo mismo. Y cuando yo digo que sobra ansiedad, quiero decir que falta armonía, pase, velocidad, desmarque, desborde y remate. Pero Zidane es un caballero y eso jamás lo dirá. Yo, como no tengo caballo, lo digo y no me callo.

Zidane no puede enseñar a Ronaldo algo que este nunca ha sabido: jugar bien al fútbol. Nosotros tampoco se lo pedimos a nuestro delantero: nos basta con que marque los goles que ayer no marcó. Ni le podemos pedir a Benzemá que se deje en el campo los cojones que no tiene. Nos conformaríamos con que se dejase un riñón, que, con el otro que le quedaría, tendría de sobras para filtrar todo el té a la menta que quisiera y los excesos sexuales de Valbuena.

Por otra parte el Madrid tiene un problema de velocidad. No es que el Madrid no tenga velocidad, sino que tiene muchas velocidades, y todas ellas descoordinadas. O jugamos muy rápido o jugamos muy lento. Cuando Ronaldo corre, Benzemá se para. Cuando Marcelo se vá (que a veces no se saben hacia donde), alguien se queda. Cuando Isco arranca (hay que ver si lo hace hacia delante o hacia atrás) todos se quedan parados, mientras los defensas contrarios marcan a todos sus pares, esperando un pase filtrado, que nunca llegará. Cuando Kroos ataca, luego no defiende. Y cuando no juega Ramos, viene Varane, y consigue que lo echemos de menos, lo que ya me parece hasta increíble. Nadie juega como debe, con lo que todos acaban jugando como pueden. Y como pueden, pues empatan. Aunque si hubieran hecho lo que debían, hubieran ganado con facilidad.

Y así, jugando en plan podemita, deshojamos, en la Liga y en la Champions, la margarita. Lo jodido es cuando además nos pita un rufián desde el estrado. Entonces, perdemos seguro. Porque nos falta parlamento dentro del campo, y fuera de él, nos sobra lamento. Y por eso los corderos se pusieron la piel de lobo y nos empataron en un campo vacío en el que hacía mucho frío.

    Fecha y hora actual: Jue 24 Ago 2017 - 1:04