El artículo más sincero

Blanco Nuclear
Blanco Nuclear
Su Campechana Majestad

Mensajes : 12562
Debut oficial : 24/06/2013

El artículo más sincero Empty El artículo más sincero

Mensaje por Blanco Nuclear el Sáb 18 Ene 2014 - 15:43

"El Periódico        
Al contrataque

Julia Otero

Les hemos estafado

Viernes, 17 de enero del 2014

«A menudo los hijos se nos parecen, así nos dan la primera satisfacción». Lo cantaba Serrat y es desgraciadamente cierto en algunos aspectos. Los políticos, los bancos y también los padres hemos estafado a cientos de miles de jóvenes a los que educamos, sin distinción de clase y formación, para ser propietarios de un piso. Podemos repartir culpas para dormir más tranquilos, pero es hora de asumir que no hemos estado a la altura de nuestra responsabilidad. Desde pequeños les hemos contaminado con nuestra experiencia sin hacernos ni una sola pregunta crítica sobre qué parte de ella se convertiría en un lastre para su futuro.

Miles de jóvenes, la generación que hoy está entre los 30 y los 40, están atrapados entre paredes por las que pagarán, en el mejor de los casos, el doble de lo que valen. Compraron pisos infames a precio de oro con la expectativa de la provisionalidad y la esperanza de una especulación que a sus padres les salió tan bien. Durante tres décadas, infinidad de familias prosperaron no tanto por el aumento de sus sueldos como por el incremento constante del precio de su vivienda. Adquirieron en los 80 o 90, por pocos millones de pesetas, un piso que vendieron por el triple una década después. Se nos hizo creer la milonga de que estábamos instalados en un tesoro que, llegado el caso, cualquiera nos sacaría de las manos por el precio que pusiéramos.

Prosperar en España era básicamente cambiar de casa especulando con el precio de la que vendíamos a cambio de pagar lo que no valía una nueva. Los que hacían negocio nos invitaban a no apearse de la espiral, y nosotros, como hámsters en la rueda, aceptamos que nuestro piso en copropiedad con el banco era la mejor inversión de nuestra vida. «Cómprate algo, hijo, no tires el dinero en un alquiler», les dijimos cuando quisieron marchar. Y nos hicieron caso y se metieron en cuchitriles infames de 40 o 50 metros cuadrados, de los que no podrán salir porque nadie les dará por ellos ni la mitad de lo que deben seguir pagando sí o sí. Lo provisional se les convirtió en definitivo y eterno. Como su deuda. Y como además se les pasa ya el arroz, están teniendo hijos cuyos cochecitos ocupan medio salón, el que deja libre el tendedero de la ropa, que ocupa el otro medio. Un segundo hijo es una temeridad salvo si es del mismo sexo y ambos pueden compartir litera en un cuarto de 15 metros cuadrados.

Cooperadores necesarios

Una estafa de la que no solo no hemos prevenido a nuestros hijos sino de la que hemos sido cooperadores necesarios. Les hemos arruinado con nuestros consejos. No levantarán cabeza hasta que muramos y puedan heredar el tesoro en el que vivimos, que, por cierto también vale ya la mitad. Previo pago del impuesto de sucesiones, claro. Eso si no les dejamos aún un pellizco de nuestra hipoteca.
"

Este es el artículo de opinión más sincero que han leido mis ojos en casi siete años desde la explosión de la burbuja inmobiliaria que dió el pistoletazo de salida a la crisis económica en nuestro país.

Nadie lo ha dicho tan claro, y tan en castellano, como esta señora. El que no esté de acuerdo con lo que dice, que se joda. Lo que dice Julia Otero es verdad desde la primera hasta la última línea. Y es indiscutible.

Y, lo peor, es que muchos siguen pensando lo mismo que aquí se denuncia. Y en cuanto sea posible, volverán a las andadas. Y la culpa será de los bancos, del Gobierno del PP (Zapatero es inocente), de los capitalistas de mierda, de los mercados asquerosos esos, de los especuladores financieros, del FMI y del No-Sé-Qué. De cualquiera, menos de nosotros mismos. Que somos ciudadanos fenomenales e irreprochables, que nos merecemos todo lo bueno que nos pasa y jamás lo malo que nos pudiera suceder por nuestra codicia, nuestra irresponsabilidad y nuestra forma descaradamente especulativa de vivir nuestra vida intranscendente.

Y sabeis qué es lo mejor de este artículo de opinión? Que el problema no tiene solución. Somos así. Tal y como nos pinta Julia Otero. Por eso este es el artículo más sincero.
Mr Torrance
Mr Torrance
Cruciquito
Cruciquito

Mensajes : 22437
Debut oficial : 09/08/2008

El artículo más sincero Empty Re: El artículo más sincero

Mensaje por Mr Torrance el Sáb 18 Ene 2014 - 18:58

Así es como nos han educado. Dice la Otero que nos hicieron creer y blablabla, y esa es la clave de la situación. La sociedad en general te impulsaba a actuar de una forma determinada porque si no es que eras tonto del culo. La mayor responsabilidad es de los líderes de opinión porque las masas siempre siguen las tendencias mayoritarias, ya sean sociales, económicas, o de cualquier otra índole. Este mismo argumento o de forma parecida podría emplearse para los damnificados por las preferentes, o para los que en su momento invirtieron en empresas online, para los de Afinsa, o en general para los segmentos de población que hayan tenido algún revés económico por factores a priori inesperados.

La corrupción en el sector de la construcción no es nada nuevo, desde promociones gigantescas construidas con materiales de baja calidad que hubo que remozar o incluso derribar después hasta la compra de viviendas sobre plano - antes de ser construidas - que dieron pie a innumerables estafas donde la inmobiliaria se declaraba en quiebra o simplemente desaparecía llevándose los cuartos de los incautos que habían picado. Ahora ha sucedido lo mismo, una especulación salvaje sobre el precio de la vivienda auspiciada por el sector financiero que más que estimular, casi obligaba a actuar de una forma determinada jurando por los muertos de su madre que era una inversión totalmente segura y que si no la hacías es que eras irrecuperablemente retrasado, tienen mucha más responsabilidad que la del pobre fulano que veía que lo hacía su pariente, su vecino, y hasta el vendedor de la ONCE de su calle. No es él quien ha vivido por encima de sus posiblidades, sino el lobby al que tuvimos que rescatar a costa de nuestros desahucios.

Es muy fácil hacer juicios de valor a toro pasado. No le leí ninguna crítica a la señora Otero cuando estábamos en plena burbuja.

    Fecha y hora actual: Miér 11 Dic 2019 - 10:20